Cómo elegir un buen empleado

¿ Como elegir un buen empleado? Con la llegada de la crisis, muchas personas se han quedado en paro. Algunas, no precisamente porque estén poco capacitadas o tengan falta de aptitudes para los diferentes empleos. En algunas ocasiones, el tener demasiada formación hace que esas personas no encuentren trabajo y tengan que marcharse en busca de una vida mejor fuera de las fronteras. No siempre lo consigue, algunos vienen de vuelta dejando atrás la ilusión y todos sus ahorros.

elegir un empleado

En algunas empresas españolas todavía existen algunos huecos que cubrir. Por eso, poniéndonos en el papel del empresario, queremos que en nuestra empresa trabajen los mejores y que la eficiencia sea una realidad. Para conseguir ese deseada plantilla, necesitamos que el proceso de elección de los candidatos a cubrir las vacantes sea verdaderamente aclaratorio. Un proceso llevado al detalle probablemente nos llevará a una buena elección de la persona.

Si no sabes cómo puedes afrontar un proceso de selección cuando hay muchos candidatos y otros tantos que podrían hacer el mejor trabajo, lo más recomendable es la contratación de una empresa especializada en gestionar este tipo de procesos de recursos humanos. Por poner un ejemplo, podríamos mencionar a la empresa tarraconense Grupo Castilla.

Delimitar las funciones del empleado

El primer paso para elegir un buen empleado es definir con absoluta claridad cuales van a ser las funciones que tendrá que desarrollar la nueva incorporación. Si no tenemos claro qué es lo que tiene que hacer el trabajador en su puesto, difícilmente podremos elegir alguien que se ajuste perfectamente al perfil.

Es importante definir bien en qué va a consistir exactamente su trabajo, porque puede que se necesite algún conocimiento técnico, una cierta imagen, alguna que otra habilidad de habla o física…y ese criterio además, nos va a ayudar a descartar directamente aquellos que no encajan en el perfil que buscamos y mantener aquellos que nos puedan aportar un aire nuevo.

Hay que marcar el salario

Al igual que un empresario exige a su empleado, éste debe ser consciente de la retribución que el trabajador va a recibir por ello. Es importante establecer de antemano cuales van a ser las condiciones y salario en la que va a trabajar el que ocupe ese sitio.

Por parte del empresario es además importantísimo que eche un vistazo detenidamente al estado de sus cuentas y a su solvencia, porque una cosa es lo que se quiere pagar acorde a la legislación vigente y otra muy distinta, que se pueda llegar a cumplir esa obligación.

Vías para anunciar la oferta

Es importante que a la hora de poner un anuncio de la existencia de una vacante en diferentes medios, hay que ser claros y aportar la información básica sobre el puesto de trabajo. Además, aunque parezca algo intrascendente es muy recomendable que ese anuncio aparezca en diferentes tipos de medios. La razón es básicamente que según el tipo de medio que usemos para captar candidatos, el perfil de estos irá cambiando.

En principio, no es lo mismo alguien que inscribe en la oferta a través de una plataforma web especializada en este ámbito, que alguien que toma contacto con nuestra oferta a través de un anuncio clasificado en el periódico. Incluso podríamos usar las redes sociales para comunicar nuestra vacante, si es que nuestra empresa tiene un perfil actualizado y en movimiento en alguna de ellas.

Incluso, relacionado con el tema de las redes sociales, existe una en concreto en la que precisamente los usuarios la utilizan como medio para presentarse y darse a conocer en el mundo laboral. Esta red social se llama Linkedin y si deseamos podemos encontrar a nuestro candidato de esta manera. No quiere decir que esta vía de encontrar un trabajador sea perfecta, pero si es una opción que se suma a las anteriores.

Primer contacto para un trabajo

Cuando empecemos a recibir los primeros curriculums de los interesados en la oferta es cuando deberemos realizar la primera criba. En este proceso es donde debemos fijarnos en los detalles, como si cumplen los requisitos mínimos, aspectos diferenciadores que aporta cada uno y que pueden ser de gran utilidad en ese puesto…

Aunque parezca mentira, no se debe tomar en cuenta si alguno de los interesados no haya sido un trabajador ejemplar en un puesto concreto de trabajo y en una época pasada. Las personas cambian, comenten errores y quizás hubiera alguna “razón” por la que su comportamiento no fue el correcto.

Una vez hayamos conocido y estudiado todas las opciones, y hayamos seleccionado algunos que nos parecen los más adecuados, entonces avanzaremos hacia el siguiente paso. Es importante que la selección de estos currículos seleccionados sean los que mejor se adaptan a lo que queremos conseguir. Si por dejarnos llevar por las emociones o la intuición, comentemos un error, los siguientes pasos, en algunos casos, solamente hará más visible ese error.

Share Button

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *